BLOG

6 claves para negociar el sueldo en la entrevista de trabajo

Negociar el sueldo en la entrevista iCulum

La importancia de negociar el sueldo en la entrevista de trabajo

Durante un proceso de selección, el momento de negociar el sueldo en la entrevista es uno de los más delicados que vas a enfrentar como candidato.

Cuanto más te interesa el puesto más inseguro puedes sentirte al enfrentarte a una de las preguntas críticas de la entrevista de trabajo: ¿Qué salario quieres?

 

Sería ideal que las empresas anunciaran siempre el sueldo en el momento de publicar una oferta de trabajo para saber con antelación si nos interesa presentar nuestra candidatura.

Pero la realidad es que muchas veces nos encontraremos con ofertas que no detallan el sueldo y este tema se convertirá en uno de los elementos clave de nuestro proceso de selección.

Vamos a revisar algunos elementos clave para negociar y evaluar el salario de tu próximo empleo.

¿Estás seguro de que el salario es negociable?

Esta es una pregunta que debes hacerte y que, naturalmente, va a determinar tu planteamiento.

En algunos casos, las empresas tienen un salario definido, sea por convenio o acuerdo interno que hace que no sea posible negociar las condiciones.

En estos casos, obviamente tus esfuerzos por negociar van a dar pocos frutos.

Aunque quizás, si no se puede negociar el salario fijo, quizás sea posible negociar sobre algún otro aspecto importante que afecte a la rentabilidad de tu sueldo, como la flexibilidad horaria, retribución variable…

Cuanto más cualificado sea el puesto, más opciones hay de que se puedan negociar las condiciones atendiendo a la experiencia de los candidatos.

¿Estás seguro de que la persona con la que hablas puede negociar?

Saber si realmente estás delante de la persona con la que puedes negociar es otro de los temas básicos. Saberlo te puede ahorrar muchos esfuerzos.

Durante el proceso de selección vas a tener contacto con personas que, a pesar de participar en la selección, no tienen poder de negociación.

Habitualmente, en las primeras fases de la selección, las personas que intervienen no pueden negociar las condiciones.

Durante las entrevistas, es probable que no sepas si la persona con la que tienes contacto tiene poder de negociación y, por tanto, vale la pena que seas flexible en tus aspiraciones hasta llegar al momento adecuado con la persona adecuada para negociar tus condiciones salariales.

¿Cuándo hablar de sueldo en un proceso de selección?

El momento de negociar el sueldo en la entrevista es un momento fundamental para ambas partes (empresa y candidato).

Para las empresas – si no han publicado datos salariales de la oferta de trabajo- se va a convertir en una de las primeras preguntas del proceso de selección para decidir qué candidatos continúan en el proceso.

Es bastante común que se pregunten las expectativas salariales en las entrevistas telefónicas previas a una entrevista personal más profunda o a la entrevista online.

De hecho, si solicitas un puesto a través de un portal de empleo, es posible que la pregunta sobre tus expectativas salariales sea una pregunta obligatoria en el formulario de solicitud.

Para los reclutadores es una pregunta básica al inicio del proceso porque no quieren perder tiempo en procesos de selección con personas que quizás tienen unas expectativas que ellos no pueden alcanzar.

Pero como candidato -excepto que ya tengas un trabajo en el que estás satisfecho y no quieras perder tiempo en procesos en los que no vayas a tener la una mejor remuneración- tu objetivo es desvelar tus intereses salariales lo más tarde posible.

La premisa para ti debe ser: primero debes conocer bien el puesto y explicar tu valor antes de hablar de salario.

Sólo se justificará tu pretensión salarial cuando conozcas en detalle la dimensión del puesto y la empresa sepa todo lo que puedes ofrecer.

Asegúrate de comunicar tu valor y que este justifique tus expectativas de sueldo.

¿Con qué actitud afrontar una negociación de salario en una selección?

La actitud para negociar el sueldo en la entrevista es: flexibilidad.

Puesto que para evaluar totalmente una oferta de trabajo necesitamos todos los detalles, durante el proceso no te cierres en una cifra concreta y deja abierta una horquilla de condiciones.

Espera al final del proceso para negociar de forma definitiva si llega el momento.

¿Cómo negociar el salario en una entrevista de trabajo?

Durante la entrevista, es evidente que va a haber preguntas sobre expectativas salariales.

Veamos unos elementos básicos de la negociación de salarios a tener en cuenta:

  1. ¿Tienes información detallada del puesto y del perfil que se requiere?
  2. ¿Hasta qué punto encajas en el perfil?
  3. ¿Qué opciones tienes? ¿Tienes otras ofertas (o un trabajo actual)?
  4. ¿Has podido explicar en detalle qué te hace un candidato valioso?
  5. ¿Conoces los salarios de mercado o los que la empresa está ofreciendo en puestos similares?
  6. ¿Estás al principio o al final del proceso de selección?

Vamos paso por paso.

Negociar el sueldo en la entrevista iCulum

¿Tienes información detallada del puesto y del perfil que se requiere?

Para poder arriesgarte a dar cifras salariales, es fundamental que conozcas bien las características del puesto.

Pero no te guíes por el nombre del puesto porque no va a ser especialmente importante si quieres definir el rango salarial que crees que le corresponde.

¿Acaso se parece en algo el salario de un/a “responsable de contabilidad” de un comercio que de una gran empresa?

Para poder dar cifras de salario para un puesto, asegúrate de que primero has averiguado datos del nivel de responsabilidad, horarios, necesidad de viajar, si hay o no un equipo a cargo, condiciones de trabajo y de riesgos laborales, conocimientos técnicos requeridos, idiomas …

Todos estos elementos ( y más) sirven para determinar el nivel salarial de un puesto.

¿Hasta qué punto encajas en el perfil?

Saber hasta qué punto encajas en el perfil es, naturalmente, otro punto clave.

Si por tu experiencia, conocimientos técnicos… encajas muy bien en un puesto en el que, además, sea complicado encontrar otros candidatos, tendrás mayor poder de negociación.

Las opciones disponibles (las tuyas y de la empresa) son fundamentales en cualquier proceso negociador.

¿A qué resulta fácil negociar si ya tienes otra oferta de otra empresa o un trabajo que ya tiene unas condiciones interesantes? Esto nos lleva al siguiente punto.

¿Qué opciones tienes? ¿Tienes otras ofertas (o un trabajo actual)?

Las alternativas que cada parte tiene son clave para negociar el sueldo en la entrevista.

Para ti, se trata de saber si tienes otras ofertas alternativas que puedan ser más o menos interesantes que la que podrías tener en el puesto al que optas.

Pero debes contemplar también el punto de vista de la empresa e intentar tener información de qué otras opciones tienen: ¿Crees que hay otros candidatos con tu mismo nivel? ¿Es tu perfil especialmente adecuado?

Ello te permitirá ser más realista en tus expectativas y tener mayores posibilidades de éxito en la negociación.

¿Has podido explicar en detalle qué te hace un candidato valioso?

Como decíamos, las opciones son un elemento clave en una negociación.

Para que la empresa sepa que tu candidatura es “la mejor opción”, es muy importante que retrases hablar de salarios hasta que hayas podido explicar todo tu valor.

Al poder explicar tu valor profesional, quedará más claro el aporte de tu candidatura y será más fácil justificar tus expectativas salariales.

Es fundamental que negociar el sueldo en la entrevista se haga después de que hayas podido conocer en detalle el puesto y hayas podido explicar bien tu perfil y todo lo que puedes aportar a la empresa.

¿Conoces los salarios de mercado o los que la empresa está ofreciendo en puestos similares?

La información es otro elemento fundamental de una negociación.

Lo es para ambas partes.

Para la empresa porque buscar un perfil sin saber qué salarios se están pagando en el mercado puede suponer una gran pérdida de tiempo.

Para ti, como candidato, conocer qué se oferta en puestos similares (sea en esa empresa o en ese sector), te permitirá evitar el problema de tener expectativas salariales erróneas por exceso o por defecto.

Usa los diversos estudios salariales que se encuentran disponibles en páginas como en Michael Page, Adecco… para tener una idea inicial de las franjas salariales y ajustar tus expectativas a los niveles del mercado.

¿Estás al principio o al final del proceso de selección?

Cuanto más avanzado está el proceso de selección, más interés ha demostrado la empresa por tu candidatura y, por tanto, más se fortalece tu posición negociadora.

El mejor momento para negociar una oferta es cuando la empresa te la presenta.

Es decir, cuando ya tienes encima de la mesa una propuesta concreta.

¿Por qué es el mejor momento?

Porque la empresa ya ha dejado claro que quiere tenerte en su equipo y te has clasificado “en primera posición”.

¿Cómo evaluar la oferta salarial que me están haciendo?

Una oferta de empleo, para ser evaluada correctamente, requiere que tengas en cuenta diversos aspectos.

El sueldo es importante, pero no es lo único que importa.

 

Como sabes, primero debes tener en cuenta que hay una diferencia entre salario bruto y neto que depende de los descuentos de seguridad social e IRPF.

Pero también vale la pena comprobar el número de pagas en las que se distribuye el sueldo (que suele variar de 12 hasta 16) y el momento en el que se pagan (algunas pagas pueden abonarse al año siguiente).

Además, si el sueldo incluye elementos variables (bonificaciones) evalúa la dificultad que puede suponer conseguirlas y el momento en que se abonan para saber si realmente vas a poder -razonablemente- contar con ese ingreso.

Los llamados beneficios pueden suponer también una ventaja (o un coste) no tan evidente al evaluar una oferta de empleo:

  • ¿Hay comedor en la empresa?
  • ¿Hay ticket restaurante?
  • ¿Hay ayudas para guarderías?
  • ¿Hay coche de empresa para trabajos que incluyen movilidad?
  • ¿La empresa ofrece una línea de teléfono móvil?

El coste de tener que pagar o no las comidas (por ejemplo) o usar un coche privado o de empresa en puestos que requieren muchos desplazamientos supondrá una diferencia muy importante en el valor de tu sueldo.

Otro elemento importante para tener en cuenta al evaluar una oferta de empleo es el número de horas de trabajo (que puede ser muy distinto en función del convenio colectivo del sector) y la distribución de las vacaciones durante el año.

Los costes (para ti) de hacer vacaciones en un momento u otro del año pueden ser muy diferentes y pueden influir en la rentabilidad de tu sueldo.

Nos referimos no sólo al coste de los viajes vacacionales en función del mes del que se trate, sino también a la necesidad que puedas tener de buscar canguro para tus hijos si, por ejemplo, tus vacaciones no coinciden con las suyas.

Otro tema que va a influir (y mucho) en la rentabilidad del sueldo y tu calidad de vida son los desplazamientos (tanto en tiempo como en coste).

Un trabajo cercano, con un horario adecuado y con cierta flexibilidad horaria puede aumentar la rentabilidad de tu salario (aunque este sea menor que en otras posibles ofertas).

Por otro lado, hay más elementos a tener en cuenta para evaluar globalmente una oferta de empleo como por ejemplo:

  • Posibilidades de teletrabajo
  • Posibilidades de formación
  • Posibilidades de promoción
  • Cultura de la empresa
  • Ambiente de trabajo

En definitiva, hay muchos elementos a tener en cuenta a la hora de evaluar una oferta de empleo más allá del sueldo bruto y que debes considerar para evaluar (en toda su dimensión) una oferta.

Conclusión

Esperamos haberte ayudado a negociar el salario en la entrevista. Y no olvides prepararte para tus vender tus puntos fuertes en la entrevista.

Suerte con tu búsqueda de empleo.

Como sabes, en iCulum somos especialistas en la creación de tu CV Online, y tienes opciones para hacerlo gratuitamente.

Si te gustó el post puedes compartirlo en tus redes sociales para que otros puedan leerlo. Gracias.

- Compártelo -

¿Qué te ha parecido el artículo?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en los medios sociales!

BLOG

BLOG

Optimiza tu búsqueda de empleo

Optimiza tu búsqueda de empleo

Artículos con todo lo que necesitas para crear tu currículum perfecto y para la búsqueda de tu nuevo empleo.

Artículos con todo lo que necesitas para crear tu currículum perfecto y para la búsqueda de tu nuevo empleo.

6 claves para negociar el sueldo en la entrevista de trabajo

¿Sabes cómo negociar el sueldo en la entrevista de trabajo? Te contamos las claves esenciales para negociar con éxito tu nuevo salario.

25 aptitudes profesionales clave para las empresas

Las 25 aptitudes profesionales clave para las empresas y tu currículum para triunfar en tu búsqueda de empleo.

Perfil Profesional en el Currículum: modelos y 10 ejemplos

Aprende, con ejemplos, cómo redactar el perfil profesional en el currículum.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestras Condiciones legales. Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar